[email protected]

¡Cuida tu credencial de elector!

By  | 

Varios conocidos y amigos me han platicado sobre casos de asaltos, ya que en las últimas semanas han sido víctimas de robos. Pero ahora el dinero, celulares y demás pertenencias no son tan importantes para los ladrones.

Los asaltos que me han comentado se registraron en Avenida Universidad, otros más en Avenida Lincoln y también en diversas colonias del municipio de Guadalupe.

Ya sabemos que en Nuevo León los asaltos son cosa diaria, sin embargo hay algo que me llamó la atención: los ladrones nada más querían las credenciales de elector.

De los asaltos en Avenida Universidad me comentaron habían ocurrido en el día y en la noche. ¿Qué pasaba?, pues dos jóvenes (al parecer menores de edad) llegaban con su víctima, la rodeaban, luego le mostraban un cuchillo, para después decir: «Dame tu IFE«. Ya cuando obtenían la credencial, se retiraban y dejaban tranquila a la persona.

Sin embargo lo que pasaba en Avenida Lincoln y en diferentes colonias de Guadalupe era diferente, aunque al final lo principal también era la credencial para votar, que extraño caso.

Logré conocer nueve casos, tanto en Monterrey como en Guadalupe ocurría lo mismo. Una persona iba conduciendo su vehículo, de repente varios tipos le cerraban el paso y hacían bajar al automovilista de su unidad. Los sujetos (casi siempre cuatro) decían que eran policías ministeriales aunque nunca se identificaban. Los supuestos ministeriales amedrentaban al conductor diciéndole cosas sin sentido, su discurso lo terminaban señalando que se trataba de una inspección de rutina. Los hombres pedían la credencial de elector, cuando la tenían en sus manos dejaban ir al ciudadano que nada había hecho para que lo pararan, pero no le regresaban su IFE, no daban explicación.

Las personas que fueron víctimas de lo anterior coincidieron, los sujetos señalaban ser ministeriales pero en ningún momento mostraban su identificación, los vehículos que utilizaban no tenían placas y se parecían a los que con frecuencia utilizan las autoridades, mismos que también prefieren los delincuentes.

Entonces los robos de credenciales en Nuevo León se hicieron populares, entre muchachitos con cuchillo en mano y supuestos ministeriales que amedrentan.

Pero nadie hace nada y el domingo vamos a votar. Por eso es recomendable cuidar la credencial de elector, es preferible cargar con una copia y que la original esté resguardada, al menos que así sea hasta después de las elecciones.

Ana Rent

Deja un comentario